Neuroma de Morton: síntomas, tratamiento y prevención

Síntomas-y-tratamiento-del-neuroma-de-morton

Un síndrome de Morton es una condición común, muy molesta y altamente prevenible, que afecta principalmente a personas con malos hábitos del cuidado de los pies y que todos deberían conocer. A continuación, se explica qué es el neuroma de Morton, cómo se trata y lo que puedes hacer para prevenir esta afectación:

¿Qué es el neuroma de Morton?

El neuroma de Morton o metatarsalgia de Morton es una patología que se manifiesta como un dolor punzante en la planta del pie y que suele ser descrita por los pacientes como una incomodidad similar a tener una piedra en el zapato. Esta condición es producto de una irritación de los nervios interdigitales y del engrosamiento del tejido que le rodea.

Esta condición suele ser más frecuente entre los nervios del tercer y cuarto dedo del pie.

Es bastante común que sobre el punto doloroso en el síndrome de Morton se sienta un bulto. Pero es labor del podólogo establecer el diagnóstico posterior al examen físico.

Neuroma de Morton: síntomas

Un neuroma interdigital, como también se le conoce a esta patología, puede llegar a ser bastante común en consulta y si bien no es una afectación grave, ciertamente puede llegar a ser molesta. Los casos más graves y raros pueden llegar a expresar fuertes dolores.

Entre los síntomas más comunes tenemos:

  • Dolor punzante focalizado en la base de los dedos del pie (en la almohadilla)
  • Aparición de callosidades sobre un punto concreto de la planta del pie.
  • Ardor no focalizado que puede extenderse hacia los dedos y la planta del pie.
  • Entumecimiento.
  • Picor y hormigueo focalizado cerca de los dedos.
  • Molestias en la planta del pie al caminar descrita como una piedra debajo del pie.

¿Con qué se puede confundir el neuroma de Morton?

Uno de los problemas de esta condición es que se puede confundir con una metatarsalgia común, con fatiga de la planta del pie a causa de ejercicio o con un problema de estiramiento muscular al hacer deportes. Es importante asistir al podólogo para su diagnóstico diferencial.

Detección y diagnóstico

El diagnóstico de esta condición debe ser dado por el podólogo, quien realizará un examen físico, palpando la planta del pie en busca de protuberancias, puntos dolorosos focalizados o malformaciones entre los huesos de los pies.

Otras herramientas diagnósticas incluyen:

  • Radiografías: las radiografías pueden ser recomendables para verificar que no existan otras causas con la misma sintomatología como una fractura.
  • Ecografías: Las ecografías pueden ayudar a diagnosticar el daño nervioso, la inflamación y potenciales alteraciones en el tejido blanco.
  • Resonancias: Este estudio puede ayudar a validar anormalidades en el tejido blando, por lo que puede ser útil en determinados contextos.

Causa

El síndrome o neuroma de Morton, tal como se explica al principio, se origina por la compresión e irritación de los nervios interdigitales del pie, acompañado de un engrosamiento de los tejidos blandos que rodean la zona. Esto puede deberse a muchas causas, entre ellas:

Calzado inadecuado

Los podólogos insisten hasta el cansancio a sus pacientes que deben usar calzados cómodos, precisamente por ser la causa más común de aparición de patologías como la metatarsalgia de Norton. 

Al usar zapatos en punta y de tacón alto, se crea una presión muy grande en los dedos y en los nervios del pie, lo que puede derivar en malformaciones y metatarsalgias.

Malformaciones óseas

Una malformación en la estructura del pie puede causar presión desproporcional en los huesos, inflamación de los nervios y mucho dolor a largo plazo. Es por esta razón que se considera hacer diagnósticos por imagen cuando no hay evidencias de malos hábitos en los pacientes.

Otras malformaciones como el pie plano y los dedos de garra también pueden ser un factor de riesgo para esta condición.

Falta de entrenamiento en el pie

Carecer de una rutina mínima de entrenamiento o de ejercicios para los pies, puede hacer que eventos puntuales como una caminata o carrera derive a posteriori en un neuroma. En este sentido, se puede considerar la malnutrición y el sedentarismo como potenciales causas secundarias de esta condición.

Abuso de estrés por deporte

El abuso de actividades físicas que ejerzan presión excesiva en los puntos clave del pie, pueden derivar en una afectación por metatarsalgia de Morton aguda. En esto entran deportes de alta exigencia, carreras, danza profesional…

Neuroma de Morton: Tratamiento

El síndrome de Morton es una condición tratable en la mayoría de los casos, aunque requiere un cambio profundo en los hábitos del paciente. Entre los tratamientos más usuales se encuentran:

Análisis de la pisada

Para evitar futuras apariciones de esta condición es fundamental realizar un análisis completo de la biomecánica de la pisada del individuo en busca de posibles puntos de presión que puedan redistribuir, consiguiendo de esta manera un alivio en el nervio que con el tiempo se regenerará por su cuenta.

Cambio en los hábitos

El sobrepeso puede ser un factor de riesgo considerable de esta condición, al igual que el deporte excesivo. El podólogo debe evaluar los hábitos del paciente para plantear un nuevo plan saludable para los pies que ayuden a evitar cuadros repetitivos de la condición. Al parar la causa, los síntomas se resolverán por su cuenta.

Analgésicos y antiinflamatorios

En algunos casos, el podólogo puede recomendar el uso de analgésicos y antiinflamatorios para que el paciente pueda recuperar su estilo de vida habitual, mientras que el cuerpo se repone de la lesión. Esto es válido únicamente cuando se ha determinado que la metatarsalgia de Morton viene por un factor exógeno.

Prótesis ortopédicas

El podólogo puede recomendar, con previo análisis de la pisada, plantillas para neuroma de Morton que ayuden a redistribuir la presión durante la caminata, a modo que no se acumule excesiva fuerza sobre los nervios. Esto aliviará mucho la presión y los síntomas.

Plan de ejercicios

No es inusual que se recomienden ejercicios y masajes relajantes en los pies para combatir con los síntomas de esta patología. Esta estrategia, junto con un cambio de hábitos, puede ser más que suficiente para mejorar el pronóstico del paciente.

Cirugía correctiva

Aunque es sumamente raro que neuroma de Morton derive en una cirugía, es cierto que puede ser una vía de tratamiento cuando esta se ha originado por una malformación ósea que no es tratable con ortopedia convencional o cuando el tejido engrosado que aprisiona al nervio no responde adecuadamente el tratamiento medicamentoso.

Prevención de la metatarsalgia de Morton

Es necesario que el gran público atienda a los hábitos preventivos necesarios que se requieren para reducir la incidencia de esta condición, que tanto puede afectar al libre andar y a la calidad de vida. Entre lo que se puede hacer para prevenirlos se tiene:

  • El neuroma de Morton desaparece al utilizar calzados bajos, cómodos, que den suficiente espacio a los dedos y que se ajusten bien, si es que esta fue la causa original del problema.
  • Considerar planes alimenticios que ayudan a mantener un peso saludable.
  • Se suelen recomendar, para el neuroma de Morton, ejercicios de fortalecimiento del pie.
  • Mantenerse en control con el podólogo en caso de practicar deportes de alto impacto.
  • Utilizar hormas a la medida para balancear la pisada.

 

Ahora que ya sabes qué es el neuroma de Morton, sus síntomas, tratamientos y cómo evitarlo, recomendamos encarecidamente que evalúe con frecuencias sus hábitos del cuidado de los pies y que consulte a un podólogo para evaluar su pisada en caso de encontrarse con síntomas similares.

Comparte esta publicación
Post relacionados

¿Deseas más información?

Contacta conmigo para ampliar información sobre cómo podemos mejorar tu vida.